Info y reservas: +34 980 612 077

TERMAL & BIENESTAR

EL AGUA, LA RAZÓN DE TODO

Nuestras aguas fueron declaradas Mineromedicinales y de Utilidad Pública en el año 1896 por su comprobada acción sanadora en múltiples dolencias, poseen unas propiedades físico-químicas que las hacen únicas, ascendiendo de la tierra a una temperatura de 17º C, siendo aptas para su consumo.

Ya los antiguos celtas las utilizaron por su extraordinario poder cicatrizante, y el Real Boticario de Zamora en el 1.715, las recomendaba y hacia uso de ellas. Su poder curativo se basa en su excepcional composición bioquímica y en su vitalidad.

Durante su funcionamiento en la primera mitad del siglo XX, las aguas de Almeida fueron muy apreciadas por sus verdaderas curaciones en procesos del aparato digestivo, respiratorio y piel, así como en procesos reumáticos.

El azufre, elemento esencial de membranas biológicas, se incorpora de forma natural en el organismo, actuando a nivel del sistema inmunológico y epidermis. Es el “Antirradical libre” por excelencia. Por la presencia de litio actúan también a nivel del sistema nervioso central.